viernes, 3 de agosto de 2012

De nuevo, aquí

Cuando abrí el blog al cual pretendo hacer volver del mas allá, recuerdo que fué después de haber finalizado una etapa de mi vida en la cual sentía que debía de hacer algo. Algo fuera de lo que normalmente hacía en esa época, claro el vacio ocupacional era enorme, de pasar horas leyendo y desvelos casi todas las semanas tratando de finalizar el esfuerzo de varios años de universidad; para después no hacer absolutamente nada genera un vació de notables dimensiones.

Al principio decidí escribir algo sobre lo que había pasado leyendo y aprendiendo durante mas de cinco años y que seguramente seguiría leyendo durante toda la vida, sin embargo el experimento no dió resultado (parcialmente), debido a que el objetivo era escapar de la rutina y del exceso de formalismo que la profesión  te impone, por lo que sería como tener la oportunidad de hacerla de Houdini, y encontrar en las palabras que pudiese palmar en este lugar el alivio a la formalidad.

Pero, y ¿Entonces? si no soy poeta, ¿De qué escribir? tampoco soy filósofo como para cuestionarme ¿Porqué del porque?, es entonces cuando pienso en ese momento de nostalgia, o cuando la noche avanza y el sonido del grillo se convierte en una sinfonía, cuando el silencio grita despavorido y estremece la soledad. Entonces sobran las palabras, las frases bien estructuradas; emerge el paisaje recorrido día a día, las historias que contar, el personaje que se sube al transporte colectivo, el llanto de la joven, la paranoia el pensamiento lujurioso, entonces se que tengo algo que contar.


lunes, 20 de junio de 2011

Nada - 2

 
Una vez mas fuí presa de mis pensamientos, si aquel viejo ritual de encontrarme con el alba sentado a la orilla de un mar de recuerdos, nostalgias y soledad. Paseo por las veredas del ayer, las mas alegres aventuras del inicio de la vida, las risas descontroladas y la camadería. Luego entro por la bastedad del bosque de la juventud, de los deliciosos frutos por descubrir, de los diferentes sabores por degustar de toda una diversidad de manjares disponibles.

Mientras medito en los ¿porque? y me río de la locura, pienso en ti, en tu cabello tu sonrisa en lo que eras antes de mi llegada  y en lo que eres después de mi partida. En mi desvarío veo tu silueta, como un caminante nocturno que se pasea por las recamaras del silencio, en las que la mas mínima expresión de realidad se interpone entre nosotros.

El amanecer me revela que en aquella habitación solitaria no es tu cuerpo el que me acompaña. Abro mis ojos. Espero dormir esta noche!

sábado, 16 de abril de 2011

Simplemente Nada

Han pasado horas de intento para escribir alguna línea, horas frente a un computador en el procesador de texto, o en los docs de google intentando dejar algo en la nube; quizas para escribir mas seguido y que este blog se actualice lo mas pronto posible deberían  de haber en los buses papel y lapiceros listos para usarse para que en los momentos en los que algún pensamiento o idea de esas buenas llegue a la cabeza escribirla.

O para que este blog regrese a la vida quizás deberia de aplicar el concejo de un estimado Klebro, el cual escuchando mi exclamación  de desesperación me dijo: “No te preocupes, el 1% es inspiración el resto es trabajo, arduo trabajo”.

Bueno he decido hacer algo por este espacio cybernético, que a lo mejor no lee un solo ser viviente de los millones que existimos pero  que al menos me sirve para expresar o decir las cosas que para alguien pueden ser lo mas absurdo, o para mas de alguno le pueda causar agún enojo, sin embargo para mi signifique vivicar este cementerio de blog.


En fín he logrado escribir algo, aunque ese algo no es lo que deseo escribir ni mucho menos lo que llega en los momentos de inspiración que esporádicamente aparecen por mi cerebro.

miércoles, 12 de enero de 2011

Sin ti

Jamás pensé haberme perdido, sin ti,
sin tu sonrisa
sin tu aire,
sin tu voz,
sin ti, me encuentro ausente
vago,
camino,
diverjo.

Te he llamado nostalgia

Me preguntas porque desvarío,
Como si no supieras que eres la causa de mi locura.
Pues llegó el día que tanto había negado, si ese día,
el de tu partida
Lo había negado en cada beso que nos dimos,
En cada mirada,
En cada discusión, en cada espera, en cada llegada, en cada despedida
En los te amo y te necesito…, en el café que nunca faltó.
Si pudiese elegir, elegiría tus besos, tus miradas, tu cuerpo suave y delicado
Si pudiera elegir, elegiría esta pasión prohibida que quema mis huesos y debilita mi razón.
Por lo que te he llamado nostalgia,
Por tantas noches en los que la distancia entre nuestros cuerpos no existía,
por esas miradas interminables que derretían mi piel;
por esa voz, ah esa voz
que me hacia temblar y sucumbir a tus labios.

El viento rodea mi cuerpo, susurra tu ausencia
pasea tu olor por mi ser,
te busco y te encuentro en la soledad, en la tristeza, en el pozo de mi alma
por lo que llamé a tu recuerdo nostalgia.

El juego

Te vas sin decir adiós, no te culpo
 pués temes que te detenga con mi palabrería
Es parte de la vida tu partida, 
lo que no me está claro es cuando y 
en que momento este juego que comencé a entretejer entre mis piernas, 
se convirtió en esto que llaman amor.
Es extraño el sabor del café, la mañana y las locuras que nos inventamos;
 tu ausencia acentúa este sin sabor, este sin sentido
 Yo creí que te robaría esa inocencia tuya que me volvía loco,
 ese aroma a mujer joven e inocente
 y pensé
 que en este juego ganaba en cada beso, abrazo y el sabor de tu piel
 Pero ahora tu ya no estás
 y 
apenas hoy me di cuenta que en este juego fuí yo el que perdí. 

ESTROFAS DE UN POEMA INCONCLUSO.



Corre…. Ya son las 7 la hora de nuestro café,

Apresúrate y déjame contemplar tu mirada y

esa sonrisa que te nacía al escuchar que llamaba a tu puerta

Sabes que extraño tanto el susurro de tu voz en mis oídos

Y esos juegos de niña que tenias, al sentarnos uno frente al otro…

Corre, aun estoy aquí frente a esa mesa de color oscuro

que tantas noches fue testigo de nuestras miradas.

Ven, dibujemos nuestro amor en el pergamino del cielo, con tinta de pasión y entrega

...Pero ahora, estas tan lejos, que

ya no sientes el perfume con que te rociaba en esas tardes en que el mar era testigo de nuestras caricias

Esta nuestra historia quedará plasmada en los anales de la vida,

quizás invisible a sus ojos pero cierta para nosotros,

Me imagino frente a ti, en esas noches que fuiste mi todo

y escondías el reloj para que te cantase esta nuestra canción

Tomando juntos el café,

Apresurate, antes que se enfríe.