lunes, 20 de junio de 2011

Nada - 2

 
Una vez mas fuí presa de mis pensamientos, si aquel viejo ritual de encontrarme con el alba sentado a la orilla de un mar de recuerdos, nostalgias y soledad. Paseo por las veredas del ayer, las mas alegres aventuras del inicio de la vida, las risas descontroladas y la camadería. Luego entro por la bastedad del bosque de la juventud, de los deliciosos frutos por descubrir, de los diferentes sabores por degustar de toda una diversidad de manjares disponibles.

Mientras medito en los ¿porque? y me río de la locura, pienso en ti, en tu cabello tu sonrisa en lo que eras antes de mi llegada  y en lo que eres después de mi partida. En mi desvarío veo tu silueta, como un caminante nocturno que se pasea por las recamaras del silencio, en las que la mas mínima expresión de realidad se interpone entre nosotros.

El amanecer me revela que en aquella habitación solitaria no es tu cuerpo el que me acompaña. Abro mis ojos. Espero dormir esta noche!

No hay comentarios: